Cata Piluchas escrita

¡Bienvenid@! Nos da mucho gusto que hayas deseado tener esta experiencia acompañad@ de Dos Cuerpos. En esta cata escrita podrás leer las tres etapas sensoriales y todos los componentes que puede tener el vino a degustar, aunque no te daremos las respuestas para no influenciar tu mente ni tu paladar. Aún así, estamos disponibles para responder cualquier duda o comentario sobre el servicio o sobre el producto así que no dudes en contactarnos.

 

Recuerda que el mejor vino es el que a tí te gusta, cualquier aspecto de los vinos que te daremos a conocer son tan solo eso, aspectos. A algunos les podrán gustar los vinos astringentes y a otros los dulces, en esta cata te daremos pistas de como saber que es lo que contiene el vino pero tu decidirás si es un buen o mal vino.

_18A0346.jpg

Ficha técnica

 
  • Vino rosado: Grenache, Barbera, Zinfandel y Tempranillo.

  • Lugar y cosecha: Valle de Guadalupe, Ensenada, México, 2019.

  • Vista: De color rojo claro con brillos violaceos en el ribete.

  • Nariz: Aromas a fresas, toronja, flores de azahar y jazmín.

  • Boca: Potente y fresco, con un retrogusto muy prolongado.

  • Maridaje: Ideal como aperitivo, para acompañar pescados y mariscos, así como carnes blancas y pastas.

Elaborado y embotellado por: Vinícola Retorno.

Botella de 750 ml.

Fase visual

 

Fase visual: Esta fase te dará pistas sobre la curva de vida que tiene el vino.​​​

  • Inclina la copa de vino a un fondo blanco para iluminarla ya sea con el sol, la luz de la sala o el celular, para que se forme  el reflejo del vino. Debes concentrarte en visualizar dos colores, el del centro y el del contorno del reflejo que se forma (ribete).

  1. Ribete lateral: 

Entre más rubí o cereza, más joven.

  • Entre más granate, más envejecido y con crianza.

  • Entre más brillante, más ácido y de mayor conservación.

 

   2. Cuerpo del vino (centro):​

Entre más pequeña la uva, más concentrado el sabor y el color del centro del vino.

  • Uvas pequeñas: Cabernet Sauvignon, Nebbiolo, Saugiovese, Tempranillo, Barbera.

  • Uvas grandes: Suvignon Blanc, Riesling, Pinot Noir, Gamay. 

Gotas que caen dentro de la copa o lágrimas de copa:

  1. Se dice que entre más se tardan en caer, más volumen de alcohol y más cuerpo. Ha decir verdad, no hay ninguna ciencia que avale esta teoría, es algo más romántico entre los enólogos y sommeliers.

Fase olfativa

 

En la siguiente fase, tendrás que ejercitar tu memoria olfativa y gustativa para poder descubrir a dónde te lleva el vino, si a tu casa de la infancia o si te remite al tabaco que fumaba el abuelo o al olor del mar, la magia reside dentro de sí pues sólo tu podrás oler lo que has olido y saborear lo que has saboreado. No te limites al intentar averiguar lo que el vino ofrece.

 

  • Fase olfativa: 

Aromas primarios: Provienen de la cepa y son los más fáciles de descubrir.

  1. Floral: Flores blancas, jazmín, rosa, lila, flor de azahar, flor de acacia, violetas.

  2. Vegetal: Pimiento, hierba cortada, heno, eucalipto.

  3. Frutal: Cereza, mora y ciruela. 

  4. Mineral: Brea, pizarra mojada, granito, punta de lápiz.

 

Aromas secundarios: Provienen de la fermentación alcohólica o maloláctica, dependiendo el caso.

  1. Fermentación: Panadería, bizcocho, miga de pan.

  2. Lácteos: Yogurt, leche, levadura, queso fresco.

  3. Amílicos: Esmalte de uñas, plátano, barniz de uñas.​

 Aromas terciarios (Bouquet): Es el más difícil de oler cuando no tienes un olfato entrenado.

  1. Cuero, tabaco, tierra. 

 

Estos olores cambian dependiendo por diferentes razones, aquí dos de las principales:

  • Por el terroir: El clima de la región, la manera en la que se ha mantenido el viñedo y la tierra de donde sacó sus nutrientes la uva.

  • Por el tipo de barrica donde se guardó el vino:

  1. Americano: Resistente y poroso, reduce la astringencia y dureza de ciertos vinos (aromas: Canela, coco, tabaco, cacao, café).
  2. Francés: Blando y de poros finos que aportan al vino más elegancia y delicadeza (aromas: Frutos secos, vainilla, especias, miel, balsámicos).

Fase gustativa

 
  • Fase gustativa: ​

    • Ataque: En la punta de la lengua.

      1. Intensidad: Mineral (salado) o dulce.

    • Evolución: Parte media de la lengua.

      1. Textura: Equilibrio entre dulzura y acidez. 

        • Cremosidad y graso, densidad y consistencia del vino. 

    • Residuo: Detrás de la lengua.

      1. Armonía entre todos los componentes que configuran el sabor del vino.

        • Persistencia del sabor.

    • Confirmación: Boca y garganta.

      1. Se inhala aire por la boca con el vino en boca y se exhala lentamente el aire por la nariz.

 

Puede ser que en esta etapa hayas percibido lo que llamamos taninos, pero ¿Qué son los taninos?:

  • Sustancia astringente que da la sensación de aspereza, sequedad y amargor que provocan tanto en la lengua como en las encías y dientes tras beber un vino.

  • Son los que dan estructura, son la columna vertebral del vino y ayudan a que el vino dure más tiempo.

  • Provienen de la piel de la uva (así como el sabor y el color del vino) y se pueden observar cómo puntos blancos en la copa.

Maridaje:

El ejercicio del maridaje es importante para provocar el descubrimiento de nuevos sabores más emocionantes. Este tipo de combinaciones las hacemos todo el tiempo, por ejemplo, cuando le ponemos leche al café, cuando le ponemos azúcar a la limonada o queso a la pasta.

 

Al seleccionar un maridaje se tienen que considerar la temperatura, la intensidad de los sabores y el grado de acidez. Las dos opciones que se te entregaron te permitirán ampliar el conocimiento del mismo vino pues es un maridaje dulce y uno salado. Lo que aquí buscamos es un balance entre dulce y mineral. Un vino dulce no se balanceará correctamente con un maridaje dulce y lo mismo con un vino mineral y unas aceitunas saladas. 

 

  • Es momento de que des una mordida a tu chocolate, dejes que se deshaga un poco en tu boca y luego tomes un pequeño sorbo del vino.

El chocolate generalmente intensifica los sabores del Cabernet Sauvignion, el Merlot y el Tempranillo. Como en esta ocasión nos encontramos con un vino que lleva un procentaje de Tempranillo, su sabor debería combinar sin genera sensación de empalago, es más, debería crear una textura parecida a la de la mantequilla que suaviza al vino. Aunque quizá para paladares poco tolerantes al azúcar puede ser una combinación demasiado dulce.

  • Ahora deberás hacer lo mismo con una aceituna. Dale una pequeña mordida, saborea y toma vino. ¿Qué te parece? ¿Cambió algo?

El sabor amargo de las aceitunas acompañan generalmente a todo vino joven ya que resaltan las cualidades de un vino con taninos marcados. Normalmente la combinación de estos elementos elevan la temperatura del cuerpo y crean una fuerte astringencia.  También, si es que esta última combinación le gustó, les recomendamos probar este vino con un platillo picoso. 

Y hasta aquí nuestra cata del día de hoy... esperamos que la hayas disfrutado. Te dejamos para que sigas tomando del exquisito vino Parábola. Si tienes cualquier pregunta no dudes en contactarnos.

Muchas gracias y ¡SALUD!

¿Te gustaron los productos?
¡Adquiérelos y checa nuestras ofertas!