15 cosas que seguramente no sabías del vino ni del vino mexicano

Actualizado: 21 jun




  1. Las uvas son las frutas más plantadas en el mundo, con más de 10,000 variedades aunque las uvas más utilizadas en el mundo para hacer vino se reducen a 30 variedades.

  2. México tiene terrenos perfectos para la vid: En México se produce vino en 14 estados, poco menos de la mitad del territorio nacional: Baja California, Querétaro, San Luis Potosí; Jalisco, Sonora, Guanajuato; Zacatecas, Puebla, Chihuahua, Coahuila; Aguascalientes, Hidalgo, Michoacán y Nuevo León. Es por eso también que tenemos más variedad de vino pues dependiendo de la región donde fue plantada la uva, el sabor cambiará.

  3. La cantidad de antioxidantes que existen en el vino son las mismas en una copa que en 7 vasos de jugo de naranja.

  4. Lamentablemente, la relación precio y calidad, en México si afecta por los exorbitantes impuestos que tienen.

  • Actualmente, según El financiero, las botellas de vino pagan 26 por ciento del IEPS sobre el impuesto total y adicional un IVA del 16 por ciento, un acumulado de 42 por ciento de impuesto al que se sumaria el 4.5 por ciento de gravamen por venta al consumidor. Aún así, el consumo de vino en México se ha duplicado en sólo cinco años.

  1. El 90% del vino vendido en el mundo no se supone que se guarde sino está destinado a ser disfrutado en los siguientes 18 meses de producción. Es lo mismo que sucede con la mayoría de nuestras etiquetas en Dos Cuerpos, algunos ejemplos son: el vino Cruz, el Retorno, el Plata 9.25, el Indomable y el nebbiolo de Kruger.

  2. Existe una fobia del vino que se llama oenofobia.

  3. En nuestro país existen más de 200 bodegas vinícolas dedicadas a la elaboración de vinos pero 60% de estas productoras se ubican en la región de Baja California, es por eso que en Dos Cuerpos la mayoría de los viñedos que manejamos son de Ensenada, Baja California.

  4. En la antigua Grecia, el anfitrión de la cena tomaría el primer sorbo de vino para asegurarle a los invitados que no estaba envenenado. Este acto de cortesía se acompañaba con la frase “a tu salud”.

  5. La primera uva y la más abundante en México es la uva misión. La iglesia y los reyes en la época de la conquista eran los dueños del vino, y la uva misión, uva de los misioneros y primeros viticultores en México, fue enviada por la corona española. Aún así ya existían vides antes de que llegaran los españoles pero no eran buenas para la producción del vino.

  6. Se pueden hacer vinos blancos de uvas tintas pero no al revés. Esto se debe a que el color viene de la cáscara.

  7. Los vinos que son muy improbables en México son los que se elaboran con uvas congeladas de manera natural. Son conocidos como como Ice wine, en inglés y eiswein en alemán y se produce en lugares con temperaturas bajo cero.

  8. Una técnica no tan explorada en México es la técnica de envejecer los vinos al fondo del mar. Esta práctica se empezó a hacer cuando los rescatistas de barcos hundidos, descubrieron que los vinos se encontraban en buenas condiciones y con un extra de matices salinos.

  9. Entre más frío, menos dulce, y entre más caliente, menos ácido. Esta regla aplica tanto para el terroir, es decir, el clima y la tierra en la que se encuentra la uva, pero también para el momento de servir el vino.

  10. Hay 10 variedades de uvas que representan 70% de la producción total en México. Tintas (Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Nebbiolo, Tempranillo, Zinfandel y Cabernet Franc) y Blancas (Chardonnay, Chenin Blanc y Sauvignon Blanc).

  11. El vino es subjetivo. Aunque haya características generales que se pueden encontrar en los vinos de cortas regiones, en general, los aromas y los sabores producidos por el vino son subjetivos. Por eso las catas de Dos Cuerpos siempre son experiencias únicas, donde buscamos los diferentes aromas y sabores que encuentra la gente, de esta manera despiertan memorias y pláticas. Donde yo encuentre aromas a tabaco y a establo, puedes encontrar aromas que te recuerdan a la cereza y al olor de la madrugada. Nuestras experiencias afectan nuestros sentidos y tratamos de crear espacios para redescubrirlas y apreciarlas.



En Dos Cuerpos nos dedicamos a las catas y a la distribución de destilados de agave y de vino. La cata es la reflexión del alcohol a probar y, en ese sentido, estos textos buscan que la reflexión sea constante. Déjanos saber si este texto te gustó, si te ayudó de alguna manera y en caso de que haya alguna discrepancia por favor déjanos saber. Nadie es dueño de la verdad, solo llegamos a ella comunicándonos y compartiendo nuestros conocimientos.