Vinícola Retorno


Es bonita la carretera cuando es de día, y cuando está vacía, mejor. Adrian Garcia después de estudiar en el CESSA, agarró la carretera para seguir sus estudios hasta Mónaco y después decidió tomar el retorno para regresar a sus orígenes. Se especializó en enología y viticultura en la UABC, y finalmente, en agosto del ‘08, creó su vinícola: Retorno. Adrián, cuando lo conozcan, sea en el valle o en nuestras catas en línea, no desaprovecha la oportunidad para contar su vida y enseñar a cualquiera, por eso nunca ha abandonado su trabajo como docente en la UABC. Cuando por primera vez vi el símbolo de retorno, misma señalización que se encuentra en la carretera y en las calles, nos extrañó y, por lo mismo, nos obligó a querer saber más. Entre más hablábamos y la amistad se reforzaba, nos dábamos cuenta de lo atinado que había sido todo el concepto de la vinícola. Se trata de una vinícola familiar donde Adrián se encarga de la producción del vino, sus padres de la distribución, su hermano se encarga de las etiquetas y espera que cuando sus hijos crezcan, hereden este proyecto. El retorno se encuentra en todo el proyecto, desde Adrián, el hombre de la ciudad que regresa al campo, de ir al extranjero a regresar a la ciudad; el retorno de la tierra, el cuidarla y trabajarla, le regresa el vino; por último, el retorno familiar donde, después de que tuvo el apoyo de su familia, regresó para crear un proyecto entre todos. De tal manera, transmite toda esta filosofía a cada uno de sus vinos, por ejemplo, su vino Homenaje es una manera de honrar al maestro que más significó en su formación y de esta manera intenta regresar el conocimiento que recibió. Los invitamos a conocer sus vinos por medio de Dos Cuerpos, si tienes alguna duda, por favor déjanoslo saber.