top of page

El Merlot y los mirlos

Actualizado: 14 ago 2023


Una de las misiones más importantes en Dos Cuerpos es entender el trasfondo de todos nuestros productos, desde quién lo elabora, por qué y cómo, pero también el aspecto histórico, social y artístico que han tenido nuestros productos. En esta ocasión, les compartimos la historia y algunas curiosidades sobre la uva Merlot.

Portada del disco de Los Mirlos

La uva Merlot es una de las uvas más plantadas en el mundo y en México ha ayudado a crear vinos elegantes que muestran, una vez más, las maravillas del terroir mexicano. Originaria de Burdeos, Francia, al igual que las uvas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot y Malbec, forma parte de la llamada mezcla bordalesa. Es buen elemento de la mencionada mezcla porque es una uva que produce vinos con pocos taninos y acidez ligera, es decir, se recomienda mezclarlos con otros varietales que aporten más taninos para conseguir un equilibrio perfecto. Por eso a veces se recurre a esta uva para suavizar vinos. Otras varietales comunes que se utilizan para hacer mezcla con el Marlot, son el Cabernet Sauvignon y el Syrah.


Aunque es una uva delicada con producción medio-bajo, es muy fértil y con una gran cualidad de adaptación, ha llegado a todo el mundo, sin exagerar. Esta uva, al igual que el Malbec, fue afectada por la helada de 1956 en Francia por lo que fue prohibida. Entonces, se trasladó a todo el mundo. Entre los países donde se puede encontrar esta uva están: Argentina, España, Chile, Sudáfrica, Italia, y Australia. Después de la uva Cabernet Sauvignon, es la uva más plantada mundialmente con cerca de 270 000 hectáreas de cultivos.

Es una uva de taninos ateciopleados, lo cual lo hace fácil de beber para cualquier paladar. Su color es intenso, de ruby, parecido al Cabernet Franc y a la Mencía, por ser una uva rica en resveratrol y antocianos. Su piel, de donde sale el color, es de bien grosor y un tinte casi negro pero con tonos aculados. Ese color se parece mucho al color de los mirlos, ave que se alimenta de ella. Es por eso que esta uva se le llama así pues merlot proviene de merle noir, cuyo significado es mirlo (te engañé, realmente el Merlot y Los Mirlos no tienen nada en común). Aún así, a través de la historia, ha tenido muchos nombres. El primero fue “Crabatut Noir”, en el s.XIV, y después se le fueron agregando otros nombres como Planta de Médoc, Vitraille, Alicante, Bigney Rouge, Crabutet noir, y otros.

Un dato curioso es que también existe el Merlot blanco, aunque casi solo se encuentra en Francia y produce vinos más ligeros y secos que el tinto.

Algunos recomiendan que el Merlot esté dirigido a vinos de crianza para crear vinos de guarda. Para esto, muchos productores las recogen antes de su punto optimo de maduración y así crear vinos de mayor acidez, aumentando su capacidad de guarda. Aún así, esta cepa produce muy buenos vinos jóvenes, de cuerpo redondo y estructurado. Su rápida evolución, es decir, que madure prontamente, permite su ligereza.

Cuando ya hayan comprado su Merlot favorito, déjenlo respirar por quince minutos, enfríenlo a una temperatura común para el vino tinto, de 15ºC y 18ºC, pongan la canción Danza de los Mirlos por nuestros hermanos peruanos y escojan su maridaje. Acá les dejamos un par de recomendaciones para explorar todas las cualidades del vino Merlot.


Entrada:

  • Pan recién horneado, mantequilla o paté, salami o jamón, y un queso como el Gruyère, Cheddar o Brie. Si el vino merlot que toman es de crianza, entre más fuerte el queso, mejor.

  • Aceitunas verdes o negras.

  • Frutos secos.

Plato fuerte:

  • Un pollo a la plancha con verduras como berenjenas, pimientos, calabacines y setas. Pizza con salsa a base de tomate.

  • Tacos de arrachera con una buena salsa (el Merlot va bien con el picante)

  • Salmón picante con ajo acompañado con un arroz cremoso. En realidad, cualquier pescado con sabor intenso y con algo de grasa, como el bacalao o el atún, le irá bien.

  • Tacos de salmón al pastor.

  • Cordero al horno prepago con tomillo, menta, romero y acompañado con papas salteadas.

  • Vegetales grillados o asados: tomates, setas, cebolla, camote, papa, calabazas (agregar queso, no limón). Este platillo vegetariano es delicioso para complementarlo con Merlot.

  • Pasta con albahaca y chile de árbol

Postre: El dulzor natural del merlot requerirá que sus postres no sean tan dulces.

  • Chocolate amargo.

  • Saladitos con queso de cabra y ricotta

  • Panque de maíz.

  • Cupcake de calabaza.

En Dos Cuerpos nos dedicamos a las catas y a la distribución de destilados de agave y de vino mexicano. La cata es la reflexión del alcohol a probar y, en ese sentido, estos textos buscan que la reflexión sea constante. Déjanos saber si este texto te gustó, si te ayudó de alguna manera y en caso de que haya alguna discrepancia por favor déjanos saber.




También leer:

https://www.blancaterra.com/merlot/


Comments


bottom of page